¿Quoi de Neuf?

MAYO 


Viernes 22 de Mayo de 2020
Crónica de un club de lectura a la distancia/Marguerite Duras

 

Colección de libros de Duras en la médiathèque de l’Alliance Française/ Roman XXème siècle

Nos reunimos a las cinco de la tarde, por segunda vez, como cada viernes, en la sala virtual de Jitsi. Con el libro terminado: Hiroshima mon amour.

Hablé sobre el decálogo de los derechos del Lector según Pennac, incluido en su libro Comme un Roman y también; sobre en qué consiste un Club de Lectura, básicamente, es leer y reunirse a compartir una lectura común, por voluntad y amor a la lectura. En nuestro caso, lo que estaba planificado para leerse en cuatro semanas, lo terminamos en dos y sugerimos dos libros más. 

Comezamos a hablar, al parecer, había mucha urgencia por iniciar, así, que empezaron las fans que llevan años de serlo: 

Paola, nos hablaba de la inevitable relación que encuentra en tanto a Duras con Marosa Di Giorgio, con quien ella comparte lazos más allá de haber nacido en el mismo sitio del mundo. En esa imposibilidad de reconstruir la memoria, el ritornello inicia, como visión y dictado, con una gran carga hacia la memoria, que reconvierte en una obsesión el acto de la escritura. Olivia, levantó la mano y nos habló sobre el tiempo y la memoria, el afán de querer contarlo todo y de no poder hacerlo, su escritura, sin saberlo al inicio de este club, tiene mucho que ver con el de Marguerite.  Citó a Adorno, cuando se pregunta: ¿Es posible escribir poesía después de Auschwitz? ¿Qué escribimos después de la guerra? Hay un eje en narrar el horror, grandes registros sobre lo que sentimos o vivimos ¿Qué quedará como registro después de la pandemia? Discutimos e torno a ello, cómo Duras, escribió antes, durante y después de la guerra, infatigable y obsesivamente. Yatzel trajo a nuestro centro, la incertidumbre y la bastedad de la memoria colectiva, la imposibilidad de narrarlo todo, pero la preocupación también de registrarlo. Trajo también a Zizek a la mesa, y entonces, comenzamos a traer una y otra vez uno y más autores a nuestras lecturas. Estamos hechos de muchos libros y muchas lecturas, no podemos hacer más sino traerlos con nosotros a toda discusión. Marlene nos habla de la posibilidad que Duras le ha dotado no sólo de imaginar su mundo, sino, de la necesidad de escribir a partir de Duras. Los ejercicios de escritura derivada siempre serán un aliento para los autores, como homenajes póstumos que seguimos realizando una y otra vez, sin importar más nada.  Ahora, hablamos de Verne, lo mucho que sembró y sigue sembrando a través de su obra. Marlene nos compartirá pronto su escrito, lo esperamos felizmente. Elsa, reflexionó propiamente sobre la literatura como un terreno libre para ir y andar. El amor y el dolor, parece, sólo pueden florecer en el terror, apunta, el amor en Dras, es casi debido a la misma guerra. 

Perla, desde su qué hacer histórico y sus intereses, mira dos lados en historias que hablan de lo mismo, se intercalan en los diálogos de Nevers e Hiroshima con retratos minuciosos de los personajes. Mariana, insiste no lo en el entramado poético y potente de la obra, además de la multiplicidad de lecturas, sino que es un texto que fue hecho, a fin de cuentas, con intenciones de cine; de imagen. Si bien el texto puede prescindir de lo visual, como lo hemos demostrado en este club durante cuatro horas de charla, es importante saber que la fotografía y el registro mismo de la imagen, son ya parte de un patrimonio y sensibilidad de una época. Es el regirsto de la escritura de una mujer que vivió la guerra y contiene tanto en el guión como en la película, la sensibilidad y la forma de mirar el mundo, no sólo desde Duras sino desde muchas mujeres. Cita a Sontag, en torno a la conmoción que la fotografía representó ante el dolor de sus espectadores. Yo, pensé en David Le Breton y Rostros, la conmoción, precisamente histórica del recorrido de la auto imagen al aparecer la fotografía. Nos convertimos en espectadores de la calamidad, mantuvimos con nosotros los horrores de la guerra, desde las imágenes que han sido heredadas  y repetidas una y otra vez. Pero como dice el japonés: Tú no sabes nada de Hiroshima.

No olvidemos, las primeras líneas de Hiroshima mon amour:

“Le film s’ouvre sur e développement du fameux”champignon” de Bikini. Il Faudrait que l spectateur ait le sentiment, à la fois, de revoir et de voir ce “champignon” pour la première fois”

  “La película se abre sobre el despliegue del famoso “hongo” de Bikini. Elespectador debería tener la sensación de volver a ver y de ver, al mismo tiempo, ese “hongo”por vez primera” 

Mariana remarca: Hiroshima es un testimonio. Un testigo del horror que queda como un registro emocional. La memoria afectiva, de la que se habla en el giro afectivo/ Affective Turn, nos hace mirar a la literatura como fuente para la Historia. En este caso, hablando del cuerpo femenino en la guerra. 

 A Olivia le gusta pensar que Hiroshima es entonces también un personaje, tal como Elena Garro hizo de los Recuerdos del Porvenir algo más allá que una simple novela. El protagonista, también es el pueblo. Ahora, Olivia, que había tenido un acercamiento retardado con Duras,encuentra entre Marguerite y Elena, una proximidad que la emociona. 

Paola nos habla de la doble cara y el horror,  el relato histórico y el amor que es hasta sacrílego, según los adjetivos de Duras. Un amor prohibido pero que también es pasión,  y ambos, dolor y pasión, no pueden abarcarse totalmente, es por ello, que la narrativa en torno a ello, al alemán y al japonés, se vuelven obsesivas. 

Mariana vuelve a pensar en la obra, como una fuente con la que los psicoanalistas hicieron una fiesta, donde el eros y el tantos están fuertemente representados, y la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial, es un estigma en ese momento. El estigma del colaboracionismo pesa tanto, que el primer amor de “la mujer francesa” en Hiroshima, el alemán, era un enemigo. Era estúpido enamorarse del enemigo, según la obra. 

Laetitia nos habla, precisamente de la relación política franco alemana que  ha tardado generaciones para diluirse, el programa Erasmus ha intentado , precisamente, paliar la estación que la transmisión generacional del odio colaboracionista, no solo desde la Segunda Guerra Mundial, sino desde el  XIX acarrean con sus vecinos. “Ahora hay bebés Erasmus” Hijos de relaciones franco-alemanas. “Mi generación ya no tuvo ese problema, peor el de mí abuela que vivió la guerra, si que lo tuvo”. 

Diana, entusiasmada, agradece estar en un circulo de lectura, con una autora que recién lee pero que ya admira y alberga entre su librero sus descargasen dos idiomas. Héctor, dice estar feliz de conocer un poco más a una de sus autoras favoritas, el tema de la Segunda Guerra Mundial, inmediatamente lo atrae, pero esta nueva visón de la guerra, desde la sensibilidad femenina, vuelve a él con una revisión distinta. Le impacta, la frase “Hiroshima  nunca más” Dulce, feliz y sorprendida de leer y conocer la sensibilidad de Duras,también en dos idiomas, no deja de admirar la fuerza de su escitura y la posibilidad de sus horizontes más allá de lo que podemos tener entre las manos con sus libros. 

Elena, prefirió escribir en el Chat, que reserva todo para la siguiente sesión donde leeremos el Amante. Un libro que ha desayunado con ella y ha leido y releído. Sus libreros, tanto en San Salvador como en Méxco, siempre deben tener a Duras. Araceli, escribió también en Chat, de la impresión que le ha resultado conocer a Duras, una escritora que ya admira y cobija entre su librero, y que seguro leerá muy pronto, con las asistentes a su sala de lectura, con el nombre de una autora mexicana: Rosario Castellanos. 

Concluimos, sorprendidas, desde la primera linea hasta la última, en los apéndices, cuando se habla que el amor que le entrega al Japonés no es sólo el del momento sino toda una carga hacia el pasado. “Ella entrega  al japonés- En Hiroshima- lo que de más caro tiene en el mundo, su propia expresión actual, su supervivencia a la muerte de su amor, en Nevers” “Elle livre à ce Japonais- à Hirohsima- ce muelle a de plus cher au monde, son expression actuelle même, sa survivance à la mort de son amour, à Nevers.” 

Abigail Rodriguez

 

Jueves 14 de mayo de 2020 

#CuarentenaDeLecturaEn la mediateca, la más grande del país por su acervo francófono, con más de cinco mil títulos entre libros, películas y música, creemos que la lectura, es un derecho humano, y el valor de compartir y discutir ideas en torno a una obra es un momento que nos permite detener el tiempo. Es por ello, que ofrecemos la lectura de Marguerite Duras, en torno a uno de sus guiones cinematográficos más célebres dentro de la cultura francesa y el arte universal: Hiroshima Mon Amour. A partir de ello, podremos discutir aspectos biográficos e históricos de su obra. Actualmente nuestro club de lectura ha alcanzado su cupo máximo, pero te invitamos a estar pendiente de nuestras redes sociales como Facebook e instaram, para enterarte de nuevas fechas.

Nous sommes impatientes de vous retrouver! 

prends soin de toi!

Abigail 

 

ABRIL

Imagen oficial/ UNESCO 2020

 

¿Sabías qué? 💡📖📚

El día mundial del libro y del derecho de autor, fue instituido en París en 1995, en torno a la convención general de la UNESCO. Este día, Jueves 23 de abril, nacieron autores como Cervantes o Shakespeare, y fallecieron otros como Nabokov o Maurice Druon. En nuestra Alianza, contamos con la dicha de tener una mediateca con cinco mil volúmenes de autores francófonos: libros, prensa, música y películas.  Contamos con un acervo especializado en literatura y un área de lectura de primera infancia con decenas de libro-álbum, para niños de todas las edades. ¡Nuestra mediateca es la más grande de todas las alianzas del país!

En la mediateca, sabemos la importancia de compartir lectura en estos tiempos tan difíciles, la lectura es un lugar para encontrar amigos sinceros, como dice Proust, pero también para que el libro sea un puente para aprender o viajar, no sólo francés, sino al mundo francófono y a la mente y sentidos de los autores y personajes, para así, estar en compañía a pesar de todo.  Aquí creemos que un libro será siempre un lugar seguro.

Sí das click aquí, puedes enviar tu libro francés favorito para que la UNESCO lo recopile 🙂

Esta semana, te recomendamos esta Bande Desinée, muy cercana a nuestra realidad. A todo color y con todo el sentimiento que hoy nos rodea, Un Millard de Miroirs, es parte de la selección oficial del festival d’Angoulême 2020.

Livre hebdomadaire

¡Recomendación de la semana!

 

Recuerda seguir todas nuestras redes sociales para enterarte de las dinámicas semanales que propone la mediateca o bien, escribir un correo a mediateca@alianzafrancesapuebla.org.mx donde Abigail, te responderá avec plaisir.