HISTORIA





Desde 1883, el Comité organizador de la Alianza Francesa, reunido en París, tomó la decisión de conformar una institución internacional que permitiera la difusión organizada de la cultura francesa en el extranjero a través de la enseñanza, en diversos países, de la lengua francesa.

     Con la aprobación del Ministerio del Interior, la Alianza Francesa quedó constituida formalmente el 10 de marzo 1884. Ese mismo año, en concordancia con los vínculos culturales entre México y Francia, se conformó la Alianza Francesa de México, siendo la más antigua después de la de París. Desde entonces, la Alianza Francesa, pensada desde el principio como asociación civil ha ido extendiéndose y fortaleciendo sus vínculos diplomáticos y culturales.

     Actualmente cuenta con más de 800 Alianzas Francesas en 133 países, los cuales enseñan la lengua y difunden la cultura francesa.

     En 1948, se conformó en México la Federación de Alianzas Francesas de México, con la finalidad de coordinar las actividades de enseñanza y promoción de la lengua y cultura francesas en México. Esta institución ha permitido que la calidad de los servicios de las Alianzas Mexicanas se eleve día a día. En México, la Alianza Francesa dispone de 30 sucursales y de 3 centros asociados. Esta red de Alianzas de México participa sólidamente en la vida cultural de cada región, teniendo una afluencia de más de 25 000 estudiantes por año.

     La federación de Alianzas Francesas de México A.C. se ha encargado, desde 1984, de difundir la lengua y cultura francesa en México.

     Gracias a su labor, esta institución ha acercado a México y a Francia a través de la enseñanza de la lengua y de la promoción intercultural.

     La amplia oferta educativa de la Alianza Francesa y de sus centros en nuestro país la convierte en la institución más importante para el encuentro con la cultura francesa.
 

"Más de 800 Aliances Françaises en 133 países y 544 000 estudiantes en el mundo"

Desde hace más de un siglo, un número creciente e imparable de estudiantes de todos los orígenes frecuentan las Alianzas francesas. Esta longevidad y esta vitalidad se deben a los vínculos mantenidos con los ciudadanos y los patrocinadores de los países de acogida.